Fundación +21 crea una escuela de hostelería para jóvenes con síndrome de Down en el Restaurante Villacarla

Carla Fernández Cuenca es una adolescente de 16 años con síndrome de Down. Criada entre fogones, ha sido la inspiración para su madre, Inmaculada Cuenca, que ha puesto en marcha en Sevilla un proyecto pionero en toda España y con pocos precedentes en el resto del mundo. Su idea es la fusión perfecta entre gastronomía y personas con “cualidades diferentes” a través de la creación de una fundación que, además, les dé salida laboral en el sector de la hostelería.[…]

http://www.diariodesevilla.es/vivirensevilla/sabor-BintegracionB_0_1177382731.html