La Fundación +21 cuenta en El Porvenir con el restaurante Villa Carla, que servirá como lugar de prácticas para los alumnos y contribuirá con sus beneficios a la financiación de la escuela

El restaurante recién abierto en El Porvenir, Villa Carla, no es solo un lugar donde evadirse para comer o cenar en buena compañía, si no también una oportunidad formativa para quienes la sociedad les obliga a demostrar el doble de su valía: las personas con síndrome de down. LaFundación +21 nace con un proyecto principal: la Escuela de Hostelería +21, destinada a ofrecer a jóvenes con Síndrome de Down y otras discapacidades una herramienta que les permita adquirir autonomía personal, económica y profesional.[…]

Abre en Sevilla una escuela de hostelería para jóvenes con Síndrome de Down